jueves, 1 de febrero de 2007

Tengo más de 3 razones para largarme de aquí

Ya que no me ha llegado por ningún sitio la invitación al pseudo-meme en cuestión, (es triste que nadie te invite, pero no desespero), tan interesante como éste, me uno yo de manera unilateral y creo una subdivisión, me gustaría verla en gráficos, como haría David con sus redes...

Más de una vez he pensado en que como esto siga así tendré que largarme de España... por miedo que dé emprenderla de nuevo y abandonarlo todo en un lugar extraño, sobre todo para mí, que sólo conozco -brevemente-, algo de Italia y un pedacito de Suiza, ya, ya, no todo el mundo tiene opciones para viajar y luego la vida... te clava.

Mi primera razón es de carácter personal, no soporto a la gente que hace daño, la crueldad es un vicio que me supera, me destroza. Vivo rodeada de personas hostiles, crueles, que se mofan de lo débil, lo diferente, lo curioso, lo raro. Esto convierte a seres increíbles, maravillosos, en centro de insultos, acosos y si se trata de "animales", de pedradas. Me hundo en la locura si alguien de mi entorno pretende hacerme (te, le, nos, os) daño. Trato de esconderme, de huir, y esa es una razón por la cual abandonaría España actualmente, pero tengo miedo de que en otros lugares la gente sea igual de cruel, de falta de respeto.

La segunda razón entronca con la primera aunque se dispara a niveles superiores: la violencia. España supura violencia en las altas esferas que tan fácilmente acceden a los medios de comunicación. Me refiero a la repugnante élite de políticos que no dejan de generar violencia. Incompetentes morales que han perdido la capacidad de conectar, de comprender, de recordar que el pueblo no deja de sufrir sus desmedidas ambiciones. Son los políticos (del mundo) los que alimentan el terrorismo y los ataques indiscriminados contra poblaciones indefensas. Así lo creo yo. Viven tan alejados de lo que los ciudadanos necesitan (algunos ciudadanos lo necesitan ¡ya! so pena de morir de unas cuantas maneras: hambre, enfermedad, guerras), que nos han acabado criminalizando, convirtiendo en los objetivos de sus planes más abyectos. Somos impedimentos para su bienestar, no razones por las que llegaron hasta ahí.

La tercera razón por la que haría las maletas y huiría despavorida aunque no es la menos importante es que mi perra sufre discriminación por motivo de especie (especismo), de raza (racismo), de género (hembra) y de religión (ausencia de), hasta por cosificación. En el mundo en el que vivo, en este entorno cruel y violento, los animales son torturados hasta la muerte para regocijo de ¡niños! y grandes. Necesito un mundo donde los seres vivos seamos TODOS IGUALES.

Podría seguir así un rato largo, por ejemplo,
Cuarta razón: la envidia,
Quinta razón: la hipocresía,
Sexta razón:la mala educación,
...
...

Todas experimentadas en grados demasiado altos y todas ellas, suficientemente lacerantes como para querer correr, correr, correr y no parar...

Me gustaría que Manuel, Nuria, David, Tyler, Marcos nos dijeran si tienen razones suficientes como para algún día plantearse la emigración o si, por el contrario, son tan felices o, lo que les rodea o practican les compensa tanto, como para amarrar sus raíces al subsuelo ibérico de por vida...

Mil besos a mis amigos y a los que de una manera o de otra me han hecho tan fuerte como para seguir soñando e ilusionándome, como para sentir que pertenezco a un lugar y a un grupo y redefinir mi mañana mil veces siempre en busca de la felicidad, con respeto...

4 comentarios:

Eme Navarro dijo...

Mi querida y admirada Sofía me reta oficiosamente a continuar un meme de esos que ella odia tanto como yo. Sé que no es un reto, no va en su estilo, si no más bien un ahí lo dejo caer por si el Eme lo recoge. Y el tal Eme, que es un servidor y siempre ve la botella medio llena, a pesar de darle la razón a sus razones y a todas las que después he leído de aquéllos que menciona, sumo a todas ellas otros 5 millones más de razones para largarme de aquí si no fuese porque hay una más poderosa que me retiene: la capacidad de intentar que no sea así.

La capacidad de no dejarme llevar por los cantos de sirena mediáticos-apocaplíticos que se empeñan en mostrarnos lo negativo para que caigamos en el desánimo y prefiramos decir aquello de: total para que va a servir, si todos son iguales, para que caigamos en definitiva en el desentendimiento de lo público cual idioté helénico.

Prefiero quedarme para moverme, para ver como otros se mueven y moverme con ellos, para poder ayudar a mis hijos a encontrar aquello que les permita realizar su futuro aquí.
Prefiero creer que podemos ser capaces de cambiarlo, de llevar a la calle lo que pedimos en la red, de que muchos compartimos intereses, de que aún hay gente que
que prefiere morir de pie a vivir de rodillas.

Me quedo para poder ver, con los míos, el horizonte.

RitaBxr dijo...

Gracias, Eme, sabes que necesito tu espíritu combativo y tu positivismo "enfermizo" (jajaja) imposible de explicar, para continuar en la brecha. Creo en tus razones más que en las mías, por eso yo también me quedo y me quedo sobre todo porque siempre estás ahí, como supongo están tantos y tantos que ni siquiera pueden escribir en un ordenador y sin embargo luchan cada día contra tantas razones por las que largarse...

¡Un besazo hermano!

Tyler dijo...

Mis tres razones para quedarme:
1. Por que voy a hacerle las maletas a los políticos, los ricos, los toreros, los divosgae, los intolerantes, los racistas, los violentos, los insensibles, los que gritaron en alguna manifestación "muerte a...", los que colaboran con todos ellos y los que nunca se moverán del sillon.
2. Por que les he reservado billete de avión a El Olvido y les voy a obligar a cogerlo.
y 3. Por que espero tengan la misma suerte y espera antes de la partida que los clientes de Air Madrid.

RitaBxr dijo...

¡aHÍ le has dado, Tyler! Ya tenía ganas yo de notar tu presencia. La Red te necesita, créeme.

Me alegro de que te quedes, así seremos más y más fuertes.