lunes, 2 de marzo de 2009

¡SE VAN LOS MEJORES, COÑO!


La primera vez que fui al teatro con mi instituto fue para ver a Pepe Rubianes. Un pequeño escenario vacío abrazaba cariñoso a un hombre de rasgos únicos, vestido de negro, sentado con las piernas colgando, cercano y sincero que nos habló de Ibsen, recitó a Lorca, soltó para nuestro solaz y sorpresa unos cuantos tacos (desde entonces, quién me iba a prohibir que yo hiciese lo mismo, luego refrendó esta descongestionante costumbre Maruja Torres...), y nos palmeteó el cogote afirmando que la vida es un teatro en el que nunca se tiene que perder la verdad y el humor de vista. Así cumplió sus palabras, hasta el último día y... más allá. Y que se prepare Dios si es que anda por ahí porque le va a soltar unas cuantas verdades bien claritas, ya lo creo, menudo es Pepe.

¡Joder, Pepe, como está el patio y tú te piras! Mira, mejor, así no te has enterado cómo la cagan una y otra vez en Galicia. Dale recuerdos a Gila, y ya está bien, coño, os vais los mejores! ¿Qué se queda por aquí?

No me pienso sentir sola, aquí estarás para siempre conmigo.





Rubianes en la red:

PÚBLICO

Buenafuente

Ciatre, Catalan Theatre Worldwide


EL PAÍS
EL PERIODICO DE CATALUNYA

2 comentarios:

El Escocés dijo...

Precioso homenaje, Sofía. Estoy seguro de que le hubiera encantado. Menudo era Pepe... :-D

Salam dijo...

Me llamarás emotiva o sensiblera (sé que no, es una forma de comenzar el comentario...), pero la noticia de su muerte empañó intensamente uno de los mejores días de mi vida. Y me embarga siempre la rabia, porque gente como él necesitamos en España más que nunca.

Gracias por sumarte a mi pequeña fiesta de despedida para Mr. Cojones :D