miércoles, 11 de marzo de 2009

7.36 - 7.40 MADRID. 11 de marzo de 2004


Unos pocos minutos, 192 vidas, un país que no olvidará para no dejar que se repita.
Por la verdad, por la Paz.

Recuperemos Madrid para sus madrileños del mundo. Hoy también puede ser el día del inmigrante. Aquellos vagones iban repletos de trabajadores, estudiantes, no sólo españoles, también de otros muchos países.

Recuerdo el miedo, desde la distancia, recuerdo la extrañeza, la desconfianza, las preguntas sin respuesta, recuerdo mil llamadas, mensajes de móvil, lágrimas, temblor. Y siguen conmigo cada vez que aquel día viene a mi mente.

Aquello no cicatriza, porque hay un vacío entre nosotros. Porque no hay un perdón si no hay un arrepentimiento.

Una y mil veces repito, es tan importante el RESPETO PARA CONSTRUIR UN FUTURO...

Desde la distancia, esta vez menor, te quiero Madrid, ese Madrid que se levanta a las seis para currar, ese que aguanta lo que le echen los malnacidos chupópteros, ese que está perdiendo la sanidad y la educación a cambio de autovías privadas y chanchullos de sanguijuela perenne. Ese Madrid aletargado, sufriente, que no sabe que puede levantar la cabeza con orgullo y gritar ¡BASTA YA! a ese Madrid sumiso y asesinado es al que yo quiero hoy.