lunes, 22 de enero de 2007

La españa fundamentalista son unos cuantos descerebrados

Según la madre de Irene Villa, mutilada en un atentado de ETA, Zapatero le ha causado más daño con su interés por la negociación y la deposición de las armas de la banda terrorista, que los propios asesinos. Esto es, desde luego, inaudito y penoso, pero viene de una mujer mutilada y probablemente trastornada que estará sufriendo terriblemente, que incluso puede sentir realmente lo que dice aunque no se de cuenta de la gravedad de sus palabras.

Lo que indica semejante despropósito es que hay otros miles de personas en este país que jamás han visto de cerca un atentado y que opinan como ella y peor. No justifica nada ni nadie que se razone para la perpetuación de situaciones violentas. No estoy a favor de dejarnos llevar por negociaciones electoralistas, pero desde luego, siempre se ha de buscar solución contra la violencia.

Ese "viva la muerte" que proclaman los fascistas con su inflexible postura destructora, como en años del traidor y dictador Franco, es una vuelta a la decadencia política, al desastre de un país que nunca se ha molestado en progresar, y hablo de la nación, no de los políticos, que van todos a sacar el máximo provecho de ésta población adoctrinada, adocenada, acomodada... indiferente a los problemas reales y dispuesta a seguir creyendo que es mejor vivir en la edad media, bajo diezmo y ley de pernada pero con caballero y rey que me ¿cuide y proteja mi integridad física? porque la dignidad y decencia ya la hemos perdido.

El diálogo entre políticos es una exigencia urgente que debemos imponer los ciudadanos, protestando juntos. Los dos partidos políticos más fuertes tienen la obligación de sentarse a dialogar, que para eso les pagamos, para eso ganan la pasta que ganan. A sufrir soportándose, rajoys y zapateros, zaplanas y blancos, lo que haga falta y las horas, días, meses o años que hagan falta para que lleguen a un acuerdo. Y el resto de los partidos políticos igual. Siempre con vistas a la aniquilación -política y legal-, por supuesto, de grupos -cualquiera que sea su consigna- que utilicen la violencia como medio de presión.

A ver si comenzamos a copiarnos de países "subdesarrollados" como Chile o Uruguay, etc.

VERGÜENZA.

Ah, por cierto, LA PAZ, EN MI NOMBRE, SIEMPRE.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Eres una repugnante liberticida, una vergüenza para la palabra que usas para titular tu panfletario blog.

RitaBxr dijo...

¿Einhg?